Corpmetal My Blog Aleación de aluminio en cilindros de gas

Aleación de aluminio en cilindros de gas



Los cilindros de gas de alta presión se pueden fabricar a partir de diversos materiales, incluidos metales y compuestos de alto rendimiento.

De ellos, el aluminio es uno de los materiales más comunes en el uso popular gracias a su alta efectividad a un precio económico.

Entre las muchas propiedades deseables que ofrece la barra de aluminio, los tres beneficios más importantes surgen de su peso ligero, durabilidad y resistencia a la corrosión.

En términos de peso, cualquier operación de manejo de cilindros de gas podría estar tratando con docenas, si no cientos de recipientes a la vez.

Ser capaz de transportar y almacenar fácilmente los tanques es una consideración primordial.

Los cilindros también están bajo una tremenda presión:

Cualquier tipo de pinchazo o rotura puede provocar un incidente peligroso.

El aluminio es lo suficientemente resistente y duradero como para resistir golpes e impactos accidentales sin daños graves.

Finalmente, los tipos de sustancias que se encuentran en los cilindros de gas pueden ser extremadamente nocivos y tener un efecto perjudicial sobre el metal, especialmente con el tiempo.

Las aleaciones de la barra de aluminio ofrecen una excelente resistencia a la corrosión tanto para los recipientes metálicos como para las válvulas metálicas y otros componentes utilizados con los cilindros.

Una de las aleaciones de la barra de aluminio más comunes es 6061 y se encuentra prominentemente en los cilindros de gas.

Es, con mucho, la opción de aleación más popular para cilindros de alta presión y se puede encontrar en una gran variedad de tanques y botellas.

Por ejemplo, los tanques de oxígeno utilizados por los buzos a menudo están hechos de esta aleación.

6061 es especialmente apreciado por su capacidad para resistir la corrosión causada por el agua de mar, una preocupación principal para los tanques de buceo.

Los tanques de óxido nitroso también dependen del aluminio 6061.