Corpmetal My Blog Tipo de sustancia que almacenan los tanques de gas

Tipo de sustancia que almacenan los tanques de gas



¿QUÉ TIPO DE SUSTANCIAS SE ALMACENAN EN CILINDROS DE GAS DE ALTA PRESIÓN?

Los cilindros son la solución más común siempre que sea necesario almacenar y transportar gases a alta presión.

Dependiendo de la sustancia, el contenido interno puede tomar muchas formas, incluyendo gas comprimido, vapor sobre líquido, fluido supercrítico o gas disuelto en un material de sustrato.

Los cilindros pueden contener todos estos tipos diferentes de gases de alta presión.

Los tres grupos principales de gases comprimidos que regularmente se almacenan en cilindros son gases licuados, no licuados y disueltos.

Normalmente medimos la presión dentro de los cilindros usando psi, o libras por pulgada cuadrada. Un tanque de oxígeno típico podría tener un psi tan alto como 1900.

Los gases no licuados generalmente denominados simplemente gases comprimidos, incluyen oxígeno, helio, hidruros de silicio, hidrógeno, criptón, nitrógeno, argón y flúor.

Los gases licuados incluyen dióxido de carbono, propano, dióxido de azufre, óxido nitroso, butano y amoníaco.

En la categoría de gases disueltos, el ejemplo principal es el acetileno.

Puede ser muy inestable, explotando accidentalmente a la presión atmosférica si no se maneja adecuadamente.

Es por eso que los cilindros se llenan con un material poroso e inerte en el que el gas puede disolverse, creando una solución estable.

Otros escenarios menos comunes incluyen gases que se licuan a alta presión y bajas temperaturas, incluyendo nitrógeno líquido, hidrógeno líquido y oxígeno líquido.

Conocidos como gases criogénicos, deben almacenarse en cilindros que han sido equipados con un dispositivo de purga para evitar que la sobrepresión rompa el recipiente.

¿POR QUÉ UN CILINDRO ES EL MEJOR RECIPIENTE DE ALMACENAMIENTO DE GASES A ALTA PRESIÓN?

Es casi seguro que haya visto un cilindro de almacenamiento de gas antes.

Estos recipientes a presión son capaces de contener gases a presiones mucho más altas que los estándares atmosféricos ordinarios.

Debido al metal de barra de aluminio con el que se elaboro, ya que no permite la salida de los gases.

También conocidos como tanques o botellas, los cilindros son la forma ideal para contener gases de alta presión, que pueden ser muy peligrosos si no se manejan correctamente.

Si se daña un cilindro, se puede transformar repentinamente en un cohete o molinete incontrolado, causando mucho daño e hiriendo a cualquiera que se interponga en el camino.

Debido a que el gas se almacena en el interior a una presión tan alta, si una válvula o sello se rompe inesperadamente, el gas puede liberarse a una velocidad muy alta.

La forma del cilindro crea bordes redondeados que pueden manejar mejor la presión causada por los gases internos.

Los materiales redondeados pueden soportar más fuerza en la tensión, mientras que los bordes no redondeados no podrían soportar tanta presión sin estallar.

Una esfera perfecta sería el mejor recipiente para almacenar gases, pero los cilindros son mucho más fáciles de transportar y apilar.

Otra característica de seguridad de los cilindros son las válvulas, que han sido diseñadas para romperse con una abertura de aproximadamente 0,75 cm, lo que limita la velocidad de liberación de gas.

Esto puede ayudar a evitar que los cilindros grandes se vuelvan en el aire, aunque esto todavía es un riesgo con cilindros más pequeños y livianos elaborados con barra de aluminio.

 

Leer también: Aleación de aluminio en cilindros de gas